El motor Diésel Más Grande del Mundo

buque MarskLine

Emma Maersk, el buque que posee el portentoso motor diésel.

Un motor cuya potencia se mide en cientos de miles de caballos, su par en millones de Nm y su consumo en toneladas al día, no es uno cualquiera. Es el diésel más grande del mundo y, evidentemente, no mueve a un coche sino a un gigante del mar.

En Wärtsilä, la empresa finlandesa que fabrica el motor diésel más grande del mundo, todo funciona a lo grande. Su plantilla es enorme (casi 19.000 empleados), su facturación anual se cifra en torno a los 5.000 millones de euros y sus centros de operaciones, que son más de 200, se reparten en 70 países alrededor del mundo. También son más que generosas sus aspiraciones, ya que, como la propia compañía se define, “son líderes en tecnologías avanzadas y ofrecemos soluciones integrales para el mercado marino y el de la energía”.

Pues bien, la finlandesa tiene el honor de ostentar el récord de haber construido la mecánica diésel más grande del planeta. Y sí, hablamos de construir, como si de una auténtica obra de ingeniería se tratase, ya que el motorcito en cuestión tiene una altura similar a la de un edificio de cuatro plantas. Nada menos que 13,5 metros de alto, 26,59 metros de longitud total y 2.300 toneladas de peso. El simple hecho de moverse a si mismo ya parece todo un logro.

Pues sí, el Wärtsilä RT-flex96C es capaz de arrastrar su peso y bastante más, ya que se trata de un propulsor marino pensado para mover buques mercantes. De hecho, desde hace unos años se encarga de dar vida al Emma Maersk, que surca los mares cargado siempre de pesados contenedores. ¿Y cómo es este gigante de la mecánica? Se trata de un motor de dos tiempos, diésel y sobrealimentado por turbocompresor. Tiene 14 cilindros, 25.480 litros de cilindrada, 109.000 caballos de potencia y más de siete millones de Nm de par motor. Las cifras, más que sorprendentes, son mareantes.

¿Más curiosidades? Sus pistones pesan, cada uno, más de cinco toneladas; su régimen de giro máximo es de apenas 102 rpm -el mínimo, 22 rpm- y cada día necesita una media de 250 toneladas de combustible para mover a la mole que lleva encima. Una locura se mire por donde se mire, que dispone de tecnología common rail y que, aunque no lo parezca, es todo un ejemplo de eficiencia en términos de consumo si se compara con otros propulsores similares.

Fuente original: http://www.eleconomista.es/ecomotor/motor/noticias/7870888/10/16/El-motor-diesel-mas-grande-del-mundo-es-un-gigante-con-cifras-record.html

Por Jorge Arenas